lunes, 3 de marzo de 2014

7 segundos

¿Os ha pasado alguna vez el encontraros en la línea de salida de una carrera y pensar en qué diantres estáis haciendo allí? A mí muchas veces, pero el domingo en la Mitja Marató de Cambrils tuve mucho tiempo para pensarlo. Al final, de todas las carreras te llevas algo, y estos 7 segundos hicieron que para mí valiera la pena estar allí ayer.

video
Vídeo de corriendovoy.com

Guardaba muy buenos recuerdos del año pasado en esta carrera, en la que conseguí mi mejor marca personal en medio maratón. Era, además, la última prueba de la Half Marathon Series de Tarragona en la que estoy participando. Este año la carrera ha crecido. Con más de 2.500 participantes, se podía escoger entre la modalidad de carrera en patines, 10 km o 21,1 km. La salida de los patinadores y de los 10 km era a las 9:30 y, supongo que para evitar aglomeraciones, retrasaron el medio maraton hasta las 11 de la mañana. Sin embargo, la recogida de dorsales se cerraba a la misma hora para todos, así que tocó madrugar y presentarnos en Cambrils a las 9 de la mañana para recoger el dorsal y la bolsa del corredor. Después, a esperar durante 2 horas. Por cierto, que de nuevo me quedé sin camiseta de mi talla. Ya sé que no será por camisetas, pero si seguimos así, pronto voy a llenar el cajón de mi hijo y a vaciar el mío, ja, ja,...

A las 11 en punto se da la salida. No hace mucho calor, pero el sol pica y, además, se ha levantado un viento del sur bastante fuerte que ya ha tirado al suelo una de las vallas de la organización. La salida es en bajada y el primer kilómetro lo hago a 4:15 min/km, aunque a partir del kilómetro 2 me pongo a mi ritmo habitual de 4:30 min/km en la primera parte de la carrera. En el kilómetro 3 ya pienso en parar. En el avituallamiento del km 5 giramos 180º y no paro por los pelos. Igual hay que volver, así que sigo corriendo. Me digo que cuando pase por meta en el kilómetro 10 abandono. Paso por el arco de 10 km en casi 47 minutos. Muchos corredores ya se quedan allí. Yo sigo adelante y encaro la segunda vuelta al circuito. Aunque intento distraerme, estoy pensando todo el rato en parar. Pero sólo es la cabeza, porque en realidad no tengo ninguna excusa para hacerlo, no me duele nada. Mi ritmo de crucero es 4:50 min/km, lo puedo mantener sin esfuerzo, más rápido me exigiría una fortaleza mental que hoy no encuentro por ningún lado. No tengo ganas, pero tengo que acabar, es la última prueba del circuito y voy la quinta de la clasificación general femenina de la Serie.

En el kilómetro 14 me pasa la liebre de 1:40. Lo conozco, nos vimos en el medio maratón de Tortosa de hace tres semanas donde casi hago MMP. Me pregunta qué hago allí, me coge de la cintura y me intenta enganchar al grupo. Pero yo ya lo doy por perdido y poco a poco me desengancho. En el kilómetro 15 veo a una chica que me suena. Creo que es Maria, la cuarta clasificada de la Serie. Yo no voy bien, pero creo que ella va peor. Cuando la alcanzo no soy capaz de adelantarla como si nada. Me pongo a su lado y me dice que no se ha recuperado del maratón de la Costa Daurada, que desde entonces ha perdido la forma y que hoy la voy a pasar. Entonces le propongo que corramos juntas y ella se adapta bien a mi ritmo de crucero. Corremos juntas los kilómetros que faltan. En el 19 le digo que sólo faltan dos kilometrillos, son palabras de ánimo para las dos. Por fin llegamos a meta. Nos cogemos fuerte de la mano y pasamos juntas bajo el arco de llegada. Hoy no importan los tiempos ni las clasificaciones. Me llevo de esta carrera algo mucho más importante.

¡Hasta pronto!


18 comentarios:

  1. Siete segundos muy bien empleados
    Siete segundos que valen por una amistad.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue una gran experiencia, no lo olvidaré.

      Eliminar
  2. Jo això ho conec com companyerisme...una virtut que escaseja....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va ser instintiu, deu ser que en el fons, en el fons, sóc bona persona, ja, ja,...

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gràcies, Jordi, a veure si tornem a coincidir!

      Eliminar
  4. M'ha encantat.
    Pensava que les ganes d'aturar-te en plena cursa sense raó aparent només em passava a mi. Però veig que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Em sembla però que és el primer cop que em passa tan aviat, al km 3 de 21... je, je,...

      Eliminar
  5. A mi me pasa en todas las carreras, cuando suena el despertador, luego ya se me pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todos los runners experimentamos más o menos lo mismo, por eso nos entendemos tan bien ;-)

      Eliminar
  6. Qué bonito final para una carrera, menos mal que no te paraste en el 10 hubiese sido una pena no disfrutar de esos 7 segundos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, nunca me hubiera esperado ese final...

      Eliminar
  7. Que bueno Arantza, Estas mal y acabas animando a tu rival mas cercana...eres muy grande!!!! Felicidades!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, los designios del Señor son inexcrutables, ja, ja,...

      Eliminar
  8. Vaya entrada en meta , pareceis cohetes . Hiciste bien en seguir , cuando acabas te quedas con un buen sabor de boca , aunque eso es facil decirlo y no tanto conseguirlo . Tu lo hiciste .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso lo pensaba también, que al final seguro que estaba orgullosa de haberlo conseguido.

      Eliminar
  9. Madre mía, me acabas de matar con esta entrada. El día 6 de abril me voy a plantar en la media de Madrid sin saber que diantres hago allí Jajajaa
    Bueno el gesto con tu rival, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Sergio, es que estos cinco meses pasados han sido de traca y casi le cojo asco a esto del correr, je, je,... Te irá genial en Madrid y si ves que la cabeza te pide parar acuérdate de esta entrada... Un saludo.

      Eliminar