lunes, 2 de marzo de 2015

Mitja Marató de Cambrils (1 de marzo de 2015)

Mi gran objetivo después del maratón de la Costa Daurada-Tarragona del 18 de enero era la Marxa dels Castells, el 8 de marzo, un trail de 54 km por los caminos de la comarca leridana de La Segarra, cita para la cual he mantenido el kilometraje alto y no he bajado los ritmos de entrenamiento después del maratón . Sin embargo, otros objetivos de la temporada a más largo plazo, como conseguir ser finisher de la Half Marathon Series de Tarragona (HMS) o participar en el primer circuito Mitges de Ponent han hecho que se me hayan acumulado muchas competiciones de medio maratón en pocas semanas. Así, sólo una semana después del medio maratón de Balaguer y a tres semanas del medio maratón de Tortosa, tocaba participar en la penúltima cita del circuito HMS: el medio maratón de Cambrils.

Esta prueba combina las distancias de medio maratón, 10 km y 10 km en patines y, debido a la alta participación, se han establecido diferentes horarios de salida para cada carrera. Así, los corredores de 10 km y los patinadores salían a las 9 de la mañana, mientras que los corredores del medio maratón no lo hacían hasta las 10:30 h. Así que, después de una hora en coche desde Tàrrega, llego con tranquilidad a Cambrils, recojo el dorsal y tengo tiempo de relajarme un poco antes de la carrera. Es día es espléndido. El cielo está parcialmente cubierto, no hace calor ni frío y tampoco hace viento. Sólo sopla una brisa que agradeceremos durante la carrera. Un día especialmente diseñado para correr.

Salida del medio maratón. Foto: Marcos Cabrera.

Estoy especialmente tranquila. El objetivo principal es únicamente acabar, para no perder la posibilidad de clasificarme en el circuito. Sin embargo, voy a intentar hacerlo en el menor tiempo posible. Se da la salida y cuesta coger el ritmo debido a la gran la cantidad de participantes. Estoy junto al globo de 1:40 y, después de mi experiencia en Salou, decido adelantarlo lo antes posible. No es fácil, ya que el atasco de gente es enorme, pero antes de 500 metros ya lo he conseguido. El circuito discurre en su mayor parte por el paseo marítimo, en paralelo al mar y es un recorrido a 2 vueltas. Lo conozco como la palma de mi mano, ya que todos los veranos entreno por allí. En el tramo de ida de 5 km hay mucha acumulación de corredores, algunos me adelantan y yo adelanto a otros, aún no se han reunido los grupos que van a ritmos similares. Llego al km 5 en 22:32. Allí giramos 180º, tomo unos sorbos de agua, y volvemos por el mismo camino hacia la meta. Primero nos cruzamos con los corredores que nos persiguen y, más adelante, precedidos por el coche oficial y un par de motos de la policía local, ya llegan los corredores más destacados que inician su segunda vuelta al circuito. Los grupos empiezan a estirarse y empiezo a correr con bastante espacio. Paso por el arco de salida marcando un tiempo de 45:55 en los 10 km.

Km 9. Foto: Gerard Reyes. CambrilsDiari.cat

Encaro la segunda vuelta al circuito. Voy bien, la cabeza está en su sitio, pero no me noto fuerte. Así que me sitúo justo en el límite para correr con relativa tranquilidad y no sufrir. Pasado el km 12 me tomo un gel y, en el 16, nuevo giro de 180º y encaramos el último tramo hacia la meta. Ahora ya voy corriendo sola aunque, a ratos, encuentro algún corredor al que seguir durante unos minutos. Hoy hecho de menos tener una liebre, porque el circuito es rápido pero poco entretenido, con sus 5 km de ida y 5 km de vuelta casi completamente rectos. Por eso agradezco saludar a algunos corredores del club con los que me cruzo, y también a otros que se han quedado a animar después de la carrera de 10 km. Los kilómetros, perfectamente señalizados, van cayendo poco a poco. Mis sensaciones son muy extrañas, no lo estoy pasando bien, aunque tampoco mal, es como si estuviera cumpliendo con un trabajo. Ya veo el arco de meta. La animación en esta zona es enorme. El fantástico speaker de todas las pruebas de este circuito me choca la mano a la llegada. Y paro el crono con una increíble precisión suiza de 1 h 38 min. 
1:38, 4 veces seguidas... Imagen:http://andrewslawplc.com/
Como os he dicho, sensaciones extrañas. No estoy contenta, pero tampoco triste. Me ducho, paseo un poco por la zona de llegada y cojo de nuevo el coche para volver a Tàrrega. Me noto muy fatigada. Creo que la carrera de hoy ha sido una carga enorme para mis ya maltrechos músculos. Esta semana va a ser suave, quizá sólo desempolve la bici, no sé, pues espero conseguir recuperarme para rendir al máximo en la Marxa dels Castells. El año pasado conseguí completar los 54 km en 5 h 30 min (crónica). Esa es mi referencia para el próximo domingo.

¡Ya os contaré!


12 comentarios:

  1. El ritmo de tus piernas es mejor que un reloj Suizo!! increíble!! jaja cuatro de cuatro!!! :) enhorabuena por la carrera!! y por la precisión!!
    Quizás esa extraña sensación es porque el cuerpo ya pide un pequeño descanso.
    Descanso mucho esta semana y mucha suerte el domingo!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tania, sí, creo que una ya tiene una edad para darle ese tute al cuerpo con tan poco margen de descanso. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Si hubiera globo de 1h38' te lo adjudicaban, pero da la sensación que lo mismo tenías ya la cabeza en esa ultra porque se te ve fácil en esta Media. Suerte y descansa todo lo que puedas esta semana. Ya nos contarás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué curioso, mi marido me dijo exactamente lo mismo cuando llegué a casa, que sólo tenía la ultra en la cabeza. Y quizá sea cierto, porque en la segunda parte de la carrera quise regular, no fuera que el esfuerzo me pasara factura después...

      Eliminar
  3. Tira los relojes porque a ti no te hacen falta, tu cuerpo ha marcado un ritmo y pase lo que pase... Tu lo clavas 1:38... Yo creo que es una señal...jajaja
    Pero fuera bromas, es un tiempazo , llevas tres seguidas y aún así no de caes en el ritmo. Eso si, dales ahora un poco de descanso y muchísima suerte para el ultra.
    Felicidades y un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, la verdad es que casualidad ya es, porque mira que son bien diferentes todas las carreras y todos los estados físicos de uno en cada momento. A ver si descanso un poco esta semana. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Curioso, muy curioso: este otoño hice 3 medias, muy diferentes entre ellas. Valencia, sin ningún tipo de cuesta, avenidas amplias y mucha gente: 1h38'55"
    Corçà (Girona), por el campo, con toboganes pero que al final le faltaron algunos metros para cumplir con los 21.097 : 1h38'54"
    Mataró : bastante plana pero con los ultimos 2 km de subida, y hecha la semana siguiente al maratón de Donosti y notando justo al final la acumulación de cansancio: 1h38'50" .... somos cronometros o mujeres ?????? jajajaja
    De todos modos, como tu dice, era para asegurar la clasificación de las HMS. Y has cumplido. Ahora a recuperar fuerzas y sensaciones para la Marcha dels Castells y luego, digo yo, a bajar un poco el pistón!
    Con ganas de volver a leerte pronto!
    un abrazo
    Romana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me digas! Seguro que hay alguna explicación científica, ja, ja, ja,.... Sí, el objetivo está cumplido, no se puede tener todo. El cuerpo empieza a quejarse, a ver qué tal el domingo. Espero tu crónica de Gavà. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Estàs programada, Arantza. Pren-te la setmana amb tranquilitat i a per la propera.
    Felicitats pel nou 1:38! jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Gemma, vaig molt carregada, a veure què tal...

      Eliminar
  6. Madre mía Arantza, que tiempazo has hecho!, aunque debes descansar si estas teniendo esas sensaciones que comentas..,no hay una señal más clara que la pesadez de piernas.
    Pd: no me queda claro si la carrera pasa cerca de la playa pero que conste que comparada con la de Salou me gusta mucho más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues recorre todo Cambrils a lo largo junto a la playa, luego también hace un tramo por la parte de atrás de Vilafortuny. Es muy diferente de Salou, nada que ver. ¡Un abrazo!

      Eliminar