lunes, 9 de diciembre de 2013

Crónica del Maratón Internacional de Castellón 2013

Esta entrada podría llevar también por título: "Donde el corredor es algo más que un número". Y es que, con una organización impecable, un trato al corredor exquisito y un público completamente entregado, el Maratón de Castellón es una de las mejores carreras en las que he participado jamás. Y esta valoración es independiente de la marca realizada, pues mis circunstancias no eran las óptimas para aspirar a un buen resultado. Sin embargo, parafraseando a Robert Frost, si la felicidad es un estado de ánimo que compensa en altura lo que le falta en longitud, ayer seguro que podría haber alcanzado la Luna.

Como os conté en otra entrada, esta carrera no estaba en mi calendario, ya que sólo 7 semanas antes había acabado el maratón de Bilbao y no estaba entrenada específicamente para otro maratón tan pronto. Sin embargo, mi marido, que hacía semanas que ya se había inscrito, se lesionó a poco más de dos semanas del evento, así que, después de pensarlo un poco (más bien poco, sinceramente) decidí hacer un cambio de nombre en la inscripción y correr yo el maratón en su lugar. Como no es posible ir y volver el mismo día a Castellón desde Tàrrega, decidí pernoctar la noche del sábado en Amposta, en casa de unos amigos. Desde allí, sólo me quedaba una hora de viaje en coche hasta Castellón. Así que el domingo a las 5:30 de la mañana ya me levanto, desayuno más bien poco (un plátano, un té verde y un trozo de barrita de cereales) y me pongo en marcha. No sabía dónde iba a aparcar, pero tuve la suerte de encontrar un sitio libre justo al lado de la zona de llegada. El dorsal me lo había recogido el día anterior un compañero del club de nuestra ciudad vecina. Ellos habían montado toda una expedición para este evento y ví después unas estadísticas en las que situaban a los Fondistes Cervera como el tercer club por número de participantes en el maratón (con 17 corredores y corredoras).

Imagen: http://www.pueblos-espana.org
La zona de salida está situada a unos pocos centenares de metros de la zona de llegada. Me dirijo hacia allí andando. La temperatura debe rondar los 10º y está nublado. Creo que van a ser unas condiciones meteorológicas óptimas para correr. Junto al arco de salida han montado unos lavabos portátiles y unos camiones guardarropa, que llevarán después las bolsas hasta la zona de llegada. La salida está organizada por cajones, paralelos, aunque independientes, para los corredores que harán el maratón y los 10 km. El ambiente es muy agradable, no hay agobios ni aglomeraciones. Creo que son alrededor de 2000 inscritos en el maratón. A las 9 en punto se da el pistoletazo de salida. Las avenidas en este primer tramo son amplias, y se coge el ritmo enseguida. Me sorprendió agradablemente ver que los corredores de los 10 km no se mezclaban en ningún momento con los del maratón, ya que corrían por carriles paralelos separados por conos. Intento correr a un ritmo de 5 min/km. Para ello tengo que mirar el Garmin contínuamente, porque los primeros kilómetros son en bajada y es muy fácil acelerarse. Me siento estupendamente. Hay muchísimos avituallamientos, tantos que tengo que pensar bien en cuáles voy a repostar y en cuáles no. Hay voluntarios con cestas llenas de mandarinas peladas y nos ofrecen gajos a los corredores. También hay puntos de animación en muchas partes del circuito. Todo es realmente agradable.

El Tombatossals nos recibe a la vuelta del Grau
Imagen: http://www.panoramio.com/photo/32058309
Hacia el km 10 atrapo a la liebre de 3:30, que ha salido desde la primera línea. Le sigue un grupo muy numeroso de corredores y decido quedarme con ella. La razón es que sopla un vientecillo muy frío que me está congelando. De hecho, tengo la mano derecha insensible, y dentro del grupo me encuentro más calentita. Todo sigue bien, me encuentro estupendamente. Encaramos el tramo hacia el Grau de Castellón (el distrito marítimo). Había leído que esta es la parte más dura y solitaria de la carrera y constato que es cierto. El medio maratón se encuentra en ese punto. Sigo con la liebre de 3:30 pero, de repente, hacia el km 22 tengo un bajón muy fuerte. No lo entiendo ¿tan pronto? Aún queda toda la carrera por delante. Me duele la rodilla y tengo ganas de vomitar. Pienso que estoy en un maratón y aquí se viene a sufrir, así que sigo adelante. Pienso que en cuanto lleguemos de nuevo a la ciudad todo irá mejor. Pero llega el km 30 y sigo mal, así que en el siguiente avituallamiento decido parar. Camino durante unos 100 metros, tomando sorbo a sorbo toda la botella de agua, hasta que me la bebo entera. Entonces, vuelvo a correr. Al cabo de poco me doy cuenta de que estoy resucitando. Llego al kilómetro 34 y me encuentro muy bien, mucho mejor que en el 24. A partir de ahí el resto de carrera es un disfrute, con dolor de piernas, como es natural, pero absorbiendo al máximo el ambiente de la ciudad y los ánimos del público, completamente volcado. En el kilómetro 41 un voluntario nos grita: "¡a disfrutar el último kilómetro!". Y eso hago. Ya oigo la algarabía de la zona de meta y aprieto el paso. Los últimos 200 metros son en bajada, con el arco de meta al fondo. Tengo fuerzas y puedo esprintar. Siento interiormente que mi llegada es apoteósica. Han sido 3 h 38 min y estoy muy feliz.

Llegada. Foto: http://esesoyyocorriendo.magix.net/
La zona de llegada ya es el colmo de las atenciones al corredor. Nos tapan con una toalla, nos cuelgan la medalla, hay voluntarios que nos quitan el chip de la zapatilla. Nos dan agua, Powerade, cerveza, pizza calentita, pastas dulces, todo tipo de fruta. En fin, para mi, una bacanal. No tengo hambre, pero me espera un viaje largo y tengo que recuperar, así que me lo como todo. Recojo la bolsa del guardarropa, me cambio, y me marcho de Castellón con una sensación de felicidad indescriptible.


34 comentarios:

  1. No sabes como me alegra leer crónicas positivas de carreras. Indica que si se quiere hacer las cosas bien se pueden hacer bien. Felicidades por esa maratón que tan buen sabor de boca te ha dejado.
    ¿ya llevas unas cuantas maratones, no? Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gonzalo, la verdad es que me ha ido bien tener esa experiencia positiva. Lelvo 8 maratones de asfalto. En 2014 celebraré el décimo aniversario, como acabas de hacer tú. Hasta pronto.

      Eliminar
  2. Felicidades!!!....Buena carrera a pesar de esos problemillas a media carrera..se nota q te vas con buen sabor de boca

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pancho, una experiencia irrepetible. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Felicidades por la maratón tan estupenda que has hecho. Lo mejor de todo es que has acabado contenta y esa sensación es la mejor de todas, así es que de nuevo, mis felicitaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí, lo mejor es la alegría que me quedó después, con ganas de repetir. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Bon ambient, atenció cuidada i, exceptuant el mal trangol de mitja carrera, bones sensacions.

    Això demostra que les coses improvisades poden sortir millor que les que prepares amb molta antel·lació.

    Moltes felicitats per aquesta marató tan maca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, Gemma, sí que és veritat que de vegades les coses surten bé quan menys t'ho esperes. Una abraçada.

      Eliminar
  5. Al final te quitaste la espinita de la BNM , felicidades !!
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por fin, pensaba que lo tendría ahí en la cabeza siempre. Gracias Javi.

      Eliminar
  6. Moltes felicitats!!! . Això que has explicat per mí és l'essència de córrer, en totes les curses algo es pateix però acabes feliç. A per més reptes!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, Anna, jo també vaig pensar que l'experiència em va recordar perquè corro. Una abraçada.

      Eliminar
  7. Muchas veces lo inesperado deja mejores sensaciones que lo planeado. Ah, y enhorabuena por el trofeo de la Maratón de Bilbao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja,. gracias, gracias, pero más vale guardarlo en lo más profundo del armario...

      Eliminar
  8. Enhorabuena Arantza!!!! lo que debes sentir en estos momentos debe ser difícil explicar con palabras....sigue disfrutando!!! la alegría que desprende esta crónica es que has cumplido con tu objetivo y a la vez has disfrutado!!
    Me alegro un montón! muchas felicidades!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tania, en las crónicas se ve enseguida si estás bien o mal. Esta vez estaba superfeliz. Besos.

      Eliminar
  9. Felicidades Arantza una maratón completa con dificultades incluidas. He odio hablar muy bien de esta maratón habrá que hacerle un hueco algún año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alex, no es una de las grandes (en número) pero sí de las mejores. Te la recomiendo.

      Eliminar
  10. Felicitats Arantza. T'ho mereixes!!

    Imma G.

    ResponderEliminar
  11. El domingo me acordé de ti mientras corría y creo que nuestras sensaciones de estas maratones cogidas a salto de mata han sido parecidas, así que muchas felicidades, en definitiva lo importante es acabar feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final sea por una marca o por una sensación, lo más importante es acabar contento de haber hecho esa carrera. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Felicidades Arantza!!
    Buena maratón y buen crono. Y si encima te vienes con buen sabor de boca , pues mejor imposible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javi. Ya llegará otro maratón en el que pueda hacer mejor marca pero dudo que tenga las mismas sensaciones que esta vez. ¡Hasta pronto!

      Eliminar
  13. Felicidades!!!! Se ve que lo disfrutaste a pesar de esos problemillas de mitad de carrera. Castellon es una de las plazas futuribles y con cronicas asi gana muchos enteros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo te la recomiendo y tengo amigos que otros años también tuvieron una experiencia positiva similar. ¡Hasta pronto!

      Eliminar
  14. Muchísimas felicidades!!!! Eres una makina Arantza y lo demuestras en cada carrera
    Me alegro que hayas disfrutado tanto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, necesitaba pasarlo bien pues estaba un poco "pocha". Besos.

      Eliminar
  15. Da ganas de ir a correrla en 2014! a ver si tengo suerte y es campeonato de España, así encima tengo los gastos pagados por el club ! Bravo Arantza por haberle ganado al sufrimiento en el km 24! Ahora a recuperarse y nada de maratones hasta 2014, ok ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Romana, ya tengo algunas apuntadas para el 2014. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Así es como se corre una maratón, un poco de sufrimiento y disfrutando un montón. Me alegro que todo te fuera bien y que te quitarás la espinita de Bilbao. De nuevo muchas felicidades...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sergio, el sufrimiento es inevitable, pero lo bueno es que al final lo olvides si la experiencia global el buena. ¡Hasta pronto!

      Eliminar