lunes, 11 de junio de 2012

Medio maratón de L'Ampolla: incursión en el infierno

Como tenía previsto en mi plan de entrenamiento, ayer corrí el medio maratón de L'Ampolla, consiguiendo a la vez mi peor tiempo en medio maratón y el mejor resultado de mi carrera deportiva, quedando tercera de la clasificación absoluta femenina. Y es que hice una incursión en el infierno y le ví los cuernos al diablo. Pasé muchísimo miedo pero, finalmente, pude vencerle.

El día empezó cuando me desperté poco después de las 7. Quería desayunar por lo menos dos horas antes de la salida, que estaba prevista para las 9:30. Después de algunas experiencias poco satisfactorias en otras carreras, esta vez lo pensé bien y tomé un vaso de agua, un té sin azúcar, un plátano y una barrita "Long Energy" de Isostar. Tras una ducha revitalizadora, me vestí con el equipamiento del club y, pasadas las 8, cogí el coche en dirección a L'Ampolla. Había pasado la noche en Amposta, en casa de unos amigos, y allí les dejé a ellos y a mis hijos durmiendo, con la promesa de verlos a todos en la línea de meta pocas horas más tarde.

http://www.ampolla.org/esp/situacio.asp
L'Ampolla es una pequeña población pesquera situada junto al parque natural del Delta del Ebro. Al no tener referencia alguna de esta carrera, al tratarse de su primera edición, estaba a la expectativa sobre cómo sería la organización. Pero la primera sorpresa agradable llegó pronto, cuando encontré abierto al público el aparcamiento del Club Náutico, situado a pocos metros del arco de salida.

Enseguida me dirigí a una carpas que había montado la organización donde se repartían los dorsales. Aunque no éramos muchos corredores (alrededor de 250 inscritos), el proceso de entrega de dorsal y de la bolsa del corredor fue muy eficiente. Así que pronto me encontré lista para calentar un poco y situarme tras el arco de salida. Un tema que me procupaba era cómo se haría el control de tiempo, que la organización ya había avisado que sería por un sistema de código de barras, y no con chip, como es habitual en otras carreras. Sin embargo, todo fue sobre ruedas. A medida que íbamos entrando al recinto de salida, nos iban tomando el número de dorsal con un lector. A la llegada, harían otro tanto.

Aún faltaban cinco minutos y yo ya estaba sudando a mares. Hacía calor, y la humedad al lado del mar era muy alta. Era curioso ver cómo muchos nos agolpábamos en la estrecha banda de sombra que proyectaba el arco de salida sobre el asfalto. Hasta entonces no había pensado mucho en la carrera. Me imaginaba un circuito plano y estaba segura de que haría un tiempo inferior al medio maratón de Tàrrega de hacía un mes. Sin embargo, pocos minutos antes de darse la salida empecé a ser consciente de que la cosa no iba a ser tan fácil. Nos informaron por megafonía que tendríamos avituallamientos cada 4 kilómetros aproximadamente. Normalmente casi no bebo en las carreras así que no hice mucho caso, aunque más tarde agradecí saberlo...

http://www.flickr.com/photos/exploratgn/4817567410/
Lanzamiento de un cohete y salimos disparados. Se trataba de dar dos vueltas a un circuito que pasaba en parte por la población de L'Ampolla y en parte por el parque natural del Delta del Ebro. Los primeros tres kilómetros daban la vuelta al municipio, y allí ya encontramos las primeras cuestas. Después de una vuelta al muelle, nos dirigimos hacia el parque natural. Enseguida empezaron los caminos de tierra y la sensación de calor se hizo más intensa. Rodeamos la "Bassa de les Olles", una laguna rodeada por su parte interior de arrozales y por su parte marítima de una zona de dunas bien conservada. Y así, después de atravesar un pequeño puente, con sus escaleras, encontramos un camino de arena de playa que nos sorprendió a todos. Allí no corría, sólo levantaba los pies lo más rápido posible, pisando plano para poder avanzar sin llenar las zapatillas de arena y sin resbalar. Y cuando logré salir de allí pensé que aún me quedaba otra vuelta.

http://www20.gencat.cat/portal/site/parcsnaturals
Los avituallamientos cada 4 kilómetros fueron la clave para que pudiera aguantar. Había bebida isotónica Isostar y también botellines de agua. Pronto me dí cuenta de que si no bebía en todos y cada uno de ellos estaba perdida. Los ritmos se iban reduciendo con el paso de los kilómetros. Sin embargo, veía que así y todo nadie me adelantaba. Al contrario, yo iba avanzando a otros corredores. Hacia el kilómetro16 adelanté a una chica que desde el principio de la carrera tenía a la vista por delante de mí. Era la tercera mujer.

Pensé muchas veces en lo que significaba esta carrera. Era un entrenamiento para la Isostar Desert Marathon. Entonces me invadió un gran temor, pues estaba viviendo sobre mis propias carnes lo terriblemente duro que podía llegar a ser correr 45 kilómetros bajo el sol abrasador de Los Monegros y me surgieron las primeras dudas sobre si podría relamente acabarla. Pero mi reflexión me llevó a realizar un análisis objetivo de la situación de mi cuerpo con casi 20 kilómetros de sufrimiento a sus espaldas: las piernas, bien; la respiración, bien; el ritmo, estable y controlado; la hidratación, bien. Así que ví claramente que lo que las condiciones ambientales no me dejaban hacer era correr rápido, pero sí podía correr. He leído en algunos artículos que más que el calor, es la humedad lo que más afecta a los corredores, pues ésta impide que el cuerpo pueda refrigerarse bien. En Los Monegros hará mucho calor, pero en cambio el ambiente será extremadamente seco. Espero que éso sea bueno.

La última cuesta a la llegada a L'Ampolla, una bajada, una curva y ya se divisa el arco de llegada. Entonces veo a mis hijos y a mis amigos gritando y animándome. Fue muy emocionante. Me llenaron de nuevo de energía y fui capaz de correr con algo más de garbo hasta la meta. 1 h 46 min, mi peor tiempo y a la vez mi mejor resultado. Luego vería la clasificación general y los tiempos tan superiores a lo habitual en este tipo de carreras por parte de todos los corredores, desde los primeros hasta los últimos.

Hoy ya estoy más tranquila. Le he visto las orejas al lobo, pero sé que voy a poder con él dentro de cinco semanas. Y aquí os dejo un pequeño vídeo que me grabó mi hijo Aleix con la cámara de fotos a la llegada.


video

Os seguiré contando...

14 comentarios:

  1. Felicidades por ese podium. El calor es matador, hay que olvidarse de marcas, por el tercer puesto ves que lo has hecho fenomenal, ha sido duro para todos.
    Parece que la organización ha ido bien a pesar de ser una primera edición. El día de la desert maratón tendrás que correr mucho y lento, el calor no te dejará ir rápido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Gonzalo! No tenía experiencia en correr una distancia tan larga en esas condiciones y tienes razón que hay que olvidarse completamente de la velocidad. Me ha ido bien para darme cuenta de éso y plantearme correctamente la desert marathon.

      Eliminar
  2. Yo digo:¡bravo! qué cabeza chica, el poder analizar la respuesta física y emocional de una prueba con tanta frialdad, es lo mejor que puedes tener para aguntar la prueba a la que te enfrentas. Creo que a las piernas las mueve la cabeza sin duda, es por lo que vas a hacerlo y lo vas a hacer muy bien. Superar el trozo de la arena ha sido un reto importante. ¡Sigue así, vas muy bien!
    Silvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues las estrategias mentales son muy importantes, y creo que las suelo aplicar bastante bien, por haber practicado bastante. Lo de la arena fue tremendo... ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Que gran carrera hicistes, felicidades por la carrera y por subir ha ese podium que no se sube todos los días, enhorabuena, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Paco! Me hizo muchísima ilusión, no pasa todos los días, no... Hasta pronto.

      Eliminar
  4. Felicitats ! Veig que vas arribar molt bé. Faràs una gran cursa a desert maraton.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, Jordi! La veritat és que vaig arribar molt bé, va ser una bona prova de foc per la desert marathon. Tot i això, començo a estar una mica acollonida...

      Eliminar
  5. Felicitats Arantza. Has assolit un nou repte . La calor del Monegros deu ser com la de Tarrega pero a"lo" bestia.
    TU POTS

    IMMA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, Imma! Doncs sí, crec que vivim en un lloc idoni per a entrenar per la IDM, tant pel que fa a la temperatura com a la humitat. A veure...

      Eliminar
  6. Felicidades por ese tercer puesto. Yo tambien corrí, era uno de los que llevaba un carrito y la verdad es que se me hizo muy dura, pero la pudimos acabar, así que tranquila a todos nos pasó lo mismo, no te desanimes y tranquila que en la desert maratón te irá bien. A tope.

    Sergi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Sergi! Ví a dos personas con carrito. Madre mía, debió de ser muy duro... No me puedo imaginar subir y bajar las escaleras del puente y después empujar el carro por el tramo de arena (¡dos veces!). Eso sí que es meritorio. ¡Un saludo!

      Eliminar
  7. Felicidades Aratza! Aunque haya sido en cuestión de números tu peor tiempo también es verdad que las condiciones de cada carrera son distintas y por lo que cuentas de esta, el calor y la humedad son un dato a tener en cuenta a la hora de valorar esa marca.

    Se ve que vas planeando todo muy bien y con cabeza de cara a la Desert. Estoy segura de que todo te va a salir estupendamente. Mucho ánimo y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Yolanda! La verdad es que estoy intentando pensar bien los aspectos más controlables. Sin embargo, una buena parte va a depender de la suerte... ¡Un saludo!

      Eliminar